El sendero de destrucción del huracán Irma continúa. En horas tempranas de la mañana de este viernes, tras su paso por República Dominicana y Haití, el fenómeno devastador arrasó las exclusivas islas de Turks and Caicos, uno de los lugares turísticos más reservados del Caribe.

Aún no hay información oficial respecto a víctimas y destrozos, pero un video presentado por una periodista Nina Harrelson muestra la terrible intensidad de los vientos cuando atravesó una de las islas que la conforman.

 

Irma dejó devastación en su paso destructivo por Turks and Caicos (AFP)

Irma dejó devastación en su paso destructivo por Turks and Caicos (AFP)
 

(AFP)

(AFP)
 

(AP)

(AP)
 

(AFP)

(AFP)
 

(Reuters)

(Reuters)
 

(Reuters)

(Reuters)
 

(Reuters)

(Reuters)
 

(AP)

(AP)
 

(AP)

(AP)

Tiffany Dowd, periodista experta en turismo y vida de lujo, habló con gente del hotel The Palms quienes le pudieron comunicar: “La furia de esta tormenta es increíble y nos estamos aproximando a lo peor de ella“.

Irma, una de las tormentas más poderosas del Atlántico en un siglo, se encaminaba hoy hacia Miami tras azotar al Caribe con vientos devastadores y lluvias torrenciales que dejaron -hasta el momento de esta nota- 14 muertos y un sendero de destrucción.

Irma se ubicaba a unos 795 kilómetros al sureste de Miami, en Florida, después de empapar las costas septentrionales de República Dominicana y Haití y golpear a las Turks and Caicos.

 

Una postal usual de Turks and Caicos, uno de los más exclusivos destinos de los ricos y famosos en el Caribe

Una postal usual de Turks and Caicos, uno de los más exclusivos destinos de los ricos y famosos en el Caribe

El huracán “extremadamente peligroso” fue rebajado a Categoría 4 desde Categoría 5 en la madrugada del viernes. Sin embargo, el fenómeno aún conlleva vientos máximos de 250 kilómetros por hora, indicó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

El huracán se dirigía a las Bahamas, donde se espera que provoque oleadas de seis metros antes de trasladarse a Cuba, para luego golpear el sur de Florida el domingo.

En Miami, cientos de personas hacían fila para comprar agua embotellada y los automovilistas recorrían la ciudad para obtener combustible. La escasez de gasolina en el área de Miami-Fort Lauderdale empeoró el jueves, con unos precios hasta cinco veces más que lo habitual.

Irma devastó una serie de pequeñas islas en el noreste del Caribe, incluyendo Barbuda,San Martín y las Islas Vírgenes británicas y estadounidenses, donde arrancó árboles y destrozó casas y hospitales.

Cuatro personas murieron en las Islas Vírgenes estadounidenses, dijo un portavoz del Gobierno, y un hospital sufrió graves daños por el feroz viento.

Barbuda, donde murió una persona, quedó reducida a “escombros”, según el primer ministro Gaston Browne. En el territorio británico de ultramar de Anguila otra persona falleció y hubo severos daños en el hospital y el aeropuerto, así como en los servicios eléctrico y telefónico, dijeron funcionarios de los servicios de emergencia.

 

En Miami Beach todo está cerrado. Nadie camina por las calles y la ciudad es casi fantasma (Infobae)

En Miami Beach todo está cerrado. Nadie camina por las calles y la ciudad es casi fantasma (Infobae)

El primer ministro francés, Edouard Philippe, dijo que cuatro cuerpos fueron recuperados en San Martín.

Tres personas murieron en Puerto Rico y alrededor de dos tercios de la población se quedó sin electricidad, dijo el gobernador Ricardo Rosselló después de que la tormenta pasara por la costa norte del territorio estadounidense. Un surfista también falleció en Barbados.

La tormenta pasó al norte de la isla La Española, territorio compartido por Haití y República Dominicana, causando daños en los techos de las construcciones y cortes de electricidad en su acercamiento al lado haitiano, que es particularmente vulnerable a huracanes y lluvias, aunque no tocó tierra.

Cuba inició la evacuación de cerca de 51.000 turistas, en particular unas 36.000 personas en centros vacacionales en la costa norte.

Irma es el huracán más poderoso registrado en el Atlántico y una de las cinco mayores tormentas en la Cuenca del Atlántico en 82 años, según el CNH. Su actividad se produce luego que el huracán Harvey cobró las vidas de unas 60 personas y provocó daños por hasta 180.000 millones de dólares en Texas y Luisiana.

Fuente: http://www.infobae.com/